TAO inicio

Tao historia
Tao hombre y naturaleza

Tao beneficios

Mantak Chia
El árbol y el sanador
Energía original
Prepararse a la energía sanadora
Canalizar la energía con las manos
Recibir las fuerzas del universo
Observar el cuerpo
Seis sonidos curativos
Tao energía órganos
Chi Nei Tsang
Tao principios
Expulsar los vientos
Sonrisa interior
Órbita microcósmica
Canales circula energía
Los cinco elementos
El músculo Psoas
Riñones y Psoas
Diafragma y Psoas
Los tendones
La piel y el abdomen
Desintoxicar la piel y los intestinos
Tonificar los órganos
Centro umbilical
Desintoxicación de los órganos.
Desintoxicar el sistema linfático
Centrar, equilibrar y limpiar
 
 
 

Craneosacral

Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
 

Enlaces

Especiales

Salud y enfermedad
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
Tao equilibrio energético
Otras terapias
El sexto sentido
 
 
POWERT POINT
NUEVO TAROT
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
 
 
 
 
 
 

El tao

 

 

Documental sobre medicina tradicional china

Tao, chi, hombre, naturaleza y universo. Esta imagen retrata los «animales protectores» que repre­sentan la esencia energética de nuestros órganos vitales. Aquí están presentes las ocho fuerzas de la naturaleza que se encuentran en el pakua (trueno/rayo, viento, agua, fuego, cielo, tierra, lluvia/lago y montaña). Asimismo, están representadas las fuerzas y energías universales, yen medio de todas ellas un ser humano conectado con el poder infinito del universo. Los tres tan tiens: el de la cabeza, el del corazón y el del bajo vientre, están activados por una delicada y alegre sonrisa interna. El mundo interno está conectado y en paz con el mundo externo.

El Tao Yin es una de las formas de ejercicio más antiguas y variadas de la histo­ria china; mantiene una posición importante en las artes tradicionales chinas para preservar la salud. Los ejercicios conocidos como Tao Yin se usan para prevenir los síntomas de enfermedad y ancianidad, y también se usan para curar ciertas enfermedades, tanto crónicas como agudas. Al Tao Yin se le suele clasificar dentro de! conocimiento médico tradicional o entre las prácticas de Yangsheng, también co­nocidas como Zhisheng Orsheng). Según los escritos de Zhuangzi (Chuangdz), de! siglo II a.c., las prácticas de «nutrir e! principio vital» tuvieron su origen en e! siglo IV a.c. Las prácticas consisten en vivir según los principios psicofísicos de! cultivo de la energía.
Jadear, resoplar, aclamar, sorber, escupir fuera la vieja respiración y tomar la nueva, practicar el cuelgue del oso y el estiramiento del pájaro, con la longevidad como única preocupación l...] así es la vida preferida del erudito que practica gimnasia, del hombre que nutre su cuerpo, que espera vivir para ser tan viejo como Pengzu, que vivió más de ochocientos años.

Tao

La medicina china y el Chi Kung hacen énfasis en equilibrar y fortalecer el cuerpo para que pueda sanarse a sí mismo. Las meditaciones, ejercicios internos y artes marciales del Tao Universal son herramientas básicas para este fin. Sigue cuidadosamente las instrucciones para cada ejercicio. Presta especial atención a las advertencias y sugerencias. Las personas que sufran hipertensión, enfermedades del corazón o algún tipo de debilidad deben proceder con cautela, y deben haber recibido el consentimiento previo de un médico debidamente cualificado. Las personas con enfermedades venéreas no deben emprender ninguna práctica relacionada con la energía sexual hasta que estén libres de las mismas.

El Tao Universal y su personal e inStructores no pueden responsabilizarse de las consecuencias de ninguna práctica o mala utilización de la información ofrecida en esta web. Si el lector emprende cualquier ejercicio sin seguir estrictamente las instrucciones, notas y advertencias, la responsabilidad recaerá exclusivamente en su persona.

Al comenzar la práctica de estos ejercicios, cuando estudies las instrucciones y realices los movimientos del Tao Yin, se te aconseja mantener una actitud de sensibilidad poética. A la vez que desarrollas la fuerza estarás cultivando la delicadeza. Tu columna se hará más flexible, y tus tendones y músculos psoas serán mucho más elásticos. La sabiduría de tu cuerpo despertará gracias a los saludables efectos de la activación de la suril química interna. Eliminarás lo que obstaculiza tu vitalidad innata y rejuvenecerás tu cuerpo y tu energía. El mejoramiento del alineamiento físico y del movimiento reacondicionará tu columna y refrescará tu cuerpo, abrien­do el flujo del chi en los meridianos. Descubrirás y entrenarás tu «segundo cerebro» abdominal, y podrás conectar con el poder vitalizador del universo.
La sonrisa interna es la clave de la relajación, y la relajación es la clave del poder interno. Relajándote y sonriendo a tu abdomen activas el chi abdominal. Al mismo tiempo, empiezas a entrenar el cerebro que rige las sensaciones y la conciencia abdominal, el tan tien, coordinador y director de las acciones corporales.
Durante miles de años los taoístas han entrenado sus tan tiens para utilizarlos. No obstante, la mayoría de los alumnos occidentales sólo comprenden superficial­mente el significado práctico de este entrenamiento. El entrenamiento constante del segundo cerebro, o tan tien, es la piedra angular de todas las prácticas que enseña el Maestro Chia.
Aprendiendo los ejercicios Tao Yin que se enseñan en este libro también aprenderás a entrenar y desarrollar tu Yi, el poder de la mente-ojo-corazón. Durante el proceso de acondicionar los importantísimos músculos psoas y los de la columna, también aprenderás a integrar el poder sutil de la respiración y la mente. Seguidamente, a medida que progreses con los ejercicios, aprenderás a coordinar la trama de músculos circulares de todo el cuerpo. Cuando trabajan sincrónicamente con los músculos psoas y los de la columna, la pulsación de estos músculos llena de chi la totalidad del cuerpo, energizándolo y produciendo sensaciones placenteras. Los fundamentos físicos y energéticos de tu Yi empiezan a quedar muy daros.

Es importante realizar cada ejercicio con precisión y en el espíritu descrito en las instrucciones. La mayoría de los ejercicios son muy directos, y las mecánicas del movimiento son fáciles de entender. Emplea tu imaginación. Descubre y emula el espíritu que sugieren los nombres de los ejercicios, que están tomados de animales o de fenómenos naturales. Siéntelos como poesía en movimiento y conecta con todos los niveles de la experiencia.

En la primera serie de ejercicios, al respirar, visualiza conscientemente una luz que te ayude a liberar tensiones y toxinas, ya energizar las zonas cansadas o debilitadas durante los descansos. Aprende a dirigir la respiración del chi sutil por la totalidad del cuerpo. La respiración consciente potencia la eficacia de los ejercicios. Coordina la respiración abdominal con el movimiento mientras ejercitas los músculos psoas y los de la columna. También vas a practicar ejercicios, respiraciones y meditaciones para equilibrar la energía corporal caliente y fría.
Habrás empezado a adquirir los fundamentos del adiestramiento y la sensibilidad interna. Cuando integres la mecánica del Ritual de Amor de la Cobra con la dinámica interna y la conciencia, disfrutarás la dulce recompensa de tus esfuerzos. Esto te permitirá combinar el movimiento corporal correcto, las fuerzas internas, la respiración, el chi y el Yi para que se produzca un pleno y agradable florecimiento de toda tu energía corporal.
La elevación de conciencia que se experimenta con el Ritual de Amor de la Cobra también te sirve para realizar otros ejercicios, ayudándote a sentir más sus beneficios. Descubre y siente el espíritu de cada ejercicio, experimenta su poesía.

Cuando has tenido tiempo de familiarizarte con muchos de los ejercicios introducimos la Respiración de la Fuerza Vacía, que retira el chi abdominal estancado e incrementa el oxígeno corporal. Estas técnicas de respiración pueden combinarse con otros ejercicios Tao Yin para potenciar sus beneficios.

El último grupo de ejercicios empieza con la propuesta de encontrar el vector recto en la curva. Ejercicios como la serie del Dragón estirando su cola hacen uso de este principio para estirar y fortalecer los tendones, y cultivar su elasticidad. Estos ejercicios, en posición sentada, se integran con los movimientos espinales y del psoas. De este modo se estiran los tendones de las puntas de los dedos, los brazos, el cuello, la escápula y a lo largo de toda la longitud de la columna, así como los de la parte baja de la espalda y las piernas. Así se unifican en un único tendón, liberando tensiones y bloqueos; a esto le sigue un aliviante, calmante y energizan te florecimiento del chi. La sesión de práctica concluye con una deliciosa variedad de los ejercicios de luz para la columna, los hombros y la espalda.
Todos los ejercicios Tao Yin incluidos en este libro se realizan en postura tum­bada o sentada. De este modo ofrecen beneficios únicos que no serían tan fáciles de conseguir en prácticas realizadas de pie o en movimiento. El adiestramiento y los beneficios para la salud que se consiguen con el Tao Yin brillan por sus propios méritos. Cualquier persona procedente de cualquier tradición o sistema de creen­cias puede sentir los beneficios de la práctica. El Tao Yin también es una excelente preparación para cualquier otra actividad que uno pueda realizar, bien sea deporti­va, de artes marciales, musical, meditación, trabajo, o simplemente vivir.

Tao Yin se traduce como «direccionamiento de energía», pero esto no quiere decir que se dirija energía hacia los meridianos durante las fases activas de los ejercicios. Más bien, el flujo del chi se abre en los meridianos durante la fase pasiva y de descanso cuando los ejercicios se han realizado correctamente. No se necesita un conocimiento previo de los meridianos energéticos para disfrutar los beneficios de esta práctica; sin embargo, ofrecemos información sobre ellos para que puedas consultarla en muchos de los ejercicios. Y se ofrece más información sobre los meridianos en el apéndice .
Con el cuerpo profundamente relajado, la mente en calma, el tan tien lleno de chi y el chi fluyendo por los meridianos, acabas con la creme de la creme, la meditación Yin. Todos los ejercicios anteriores del Tao Yin han sido una preparación para esta experiencia profundamente satisfactoria de la energía de vida. Podrías experi­mentar el deleite de un «masaje celular», una refrescante limpieza emocional o un refinado estado yin de respiración embriónica.

Aunque el Tao Yin se alza por sí mismo como una práctica independiente, también forma parte del sistema general del Tao Universal. Cada parte del sistema del Tao Universal es valiosa por sí misma, y al mismo tiempo se beneficia y es beneficiada por las demás prácticas.

 

Todo lo escrito aquí sobre el Tao está extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia

Terapias y cursos en Madrid