Crecimiento personal en Madrid
Terapeutas y terapias
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

La salud del terapeuta

 

 

www.mineralesmagicos.es Tu tienda de minerales

LA SALUD E HIGIENE FISICA Y ENERGETICA DEL TERAPEUTA

Como terapeutas cráneo-sacral tenemos la responsabilidad de mantener un cuerpo limpio y saludable con un flujo de sangre y energía Chi pura y fuerte.

Si vamos a sanar energéticamente a otra persona tendremos que estar en equilibrados y sanados nosotros primero. Como sanadores tenemos la responsabilidad de mantener un cuerpo saludable y con una energía pura fuerte.

Cuando nos hallamos desbloqueado nosotros de la energía psíquica estaremos mejor preparados para ayudar a otros a desprenderse y desbloquear sus patrones todo los canales combinados forman la red energética del cuerpo. Por tanto realizaremos todo tipo de ejercicios y técnicas para limpiar y purificar cualquier meridiano de energía que haya nuestro cuerpo.

El chakra de  nuestra coronilla, el del corazón y el del ombligo son tres centros de energía importantes que procuraremos que estén libres de bloqueos o  interferencias.

Nosotros vamos a ser el patrón de energías saludables y cuerpo sano con el que el paciente se va a comparar y así descubrir sus problemas o elementos extraños que tal vez esté obstruyendo su circulación de energía.

Es muy posible que cualquier  emoción negativa que experimente una persona o el terapeuta se trasmita a otra persona o al paciente.

Centro umbilical, este centro lo podemos observar  como una puerta  entre el cuerpo físico y el cuerpo energético. Todos los canales o meridianos de energía que forman y sustentan nuestro ser pasan por la zona umbilical La energía universal y terrenal  desciende y asciende por la región umbilical por medio de una serie de canales energéticos que forman la órbita micro cósmica. Procuraremos tener limpios y puros todos los canales y centros energéticos, en especial la zona abdominal. El abdomen es la parte del cuerpo en donde podemos encontrar mayor cantidad de tejido fascial.

Deberemos de limpiar la región abdominal mediante el masaje abdominal y así descubriremos que nuestro estado emocional y nuestra actitud mejoran.

Si el terapeuta se desprende de sus bloqueos estará mejor preparado para ayudar a otras personas.

Un sanador es inteligente  y cuidadoso con la energía vital. Un sanador se toma su tiempo por las mañanas para verificar su nivel de energía y así poder elevarlo si fuese necesario.

Un sanador tiene que saber decir que no cuando su estado anímico o energético no es el idóneo para realizar una sanación.

 

A continuación enumeraremos unos ejercicios que podemos hacer para mejorar la calidad y la cantidad de nuestra energía o fuerza vital.

1- La práctica diaria de la meditación.

2- Establecer una conexión fuerte con las propias fuentes de energía. Nos será fácil conectarnos con las energías de la tierra del cielo del universo para unificarlas y proyectarlas en una sola energía salutífera hacia el paciente.

3- Evitar el agotamiento de la energía. Muchos de los sanadores cogen energía malsana de sus pacientes y  se agotan. Procuraremos antes de realizar una sanación hacer una conexión con el cielo y con la tierra. Visualizar y colocar un haz de luz desde el cielo o por encima de nuestras cabezas y que desciende por el centro del cuerpo, hasta el sacro y desde aquí hasta bien anclado en la tierra, unos metros por debajo de nuestros pies. Esta conexión con la tierra nos ayudara a derivar cualquier energía malsana hacia la tierra. Podemos imaginar el fuego líquido que existe en el centro de la tierra.

4-Transformación de la energía. La energía ni se crea ni se destruye sólo se transforma. Nuestro trabajo ahora mismo consiste en transformar la energía negativa en energía positiva la energía bloqueada en energía libre. Aprenderemos a usar la sonrisa interior, la apertura del corazón y la proyección de energía. Enviaremos energía desde nuestras manos hacia las suturas o membranas craneales.

5- Reconoceremos que sanar es un don de la naturaleza. Cualquier persona con salud y voluntad puede sanar a otra persona. La capacidad para la curación energética significa tener una poderosa fuerza vital. Lo que podemos dar a los demás es esa fuerza vital, esa energía de vibración más elevada para restituir la del paciente. Para enviar energía saludable a otra persona debemos de tener esa reserva de energía extra, tener el  corazón abierto  y disponer en ese momento de buena voluntad.  Cada uno tiene su propia energía limitada por tanto es importante conectarse con las energías del universo de la tierra y del cielo. Nuestro éxito dependerá de la capacidad para abrir nuestros canales de energía y transformar la energía negativa o bloqueada en energía salutífera y mejorar nuestra salud.

6-Dar y tomar energía saludable y amorosa. Cuando intentemos ayudar a otra persona procuraremos que la energía o fuerza vital que surge de nuestras manos sea energía beneficiosa y por tanto salutífera.

  Es muy probable que cualquier mala energía que tengamos en un momento dado la trasmitamos a otra persona, lo mismo puede suceder en sentido contrario cuando transmitimos energía saludable a una persona la energía insana de dicha persona puede pasar a nosotros. Esto puede ocasionar que los problemas que tuviera dicha persona se conviertan en problemas nuestros. Así es como enferman muchos sanadores debido a que sus sistemas de energéticos no tienen la suficiente fuerza para contrarrestar los efectos  de la energía enferma del paciente o simplemente que tienen una exagerada habilidad para absorber las energías negativas y poca habilidad para desprenderse de ellas.

7- Convertirnos en un canal de fuerza poderosa y saludable. Cuantos más canales de energía abramos mejor estaremos. Para recibir y dar energía es importante abrir por lo menos los dos canales principales de la órbita Microcósmica. Tenemos que saber el sentido en el que circula la energía y así poder dirigirlas y absorberlas. Abriendo los canales de energía y sabiendo dirigir la energía podremos eliminar y quemar energía malsana más eficazmente sin sucumbir a las enfermedades que aliviamos a los pacientes.

8- Proteger nuestro cuerpo de la energía malsana o negativa. Al ayudar a otras personas es probable que acumulemos energía malsana en la superficie de las manos en los brazos y hasta en los hombros y en el cuerpo. Tenemos que evitar que esta energía entre más allá de los hombros hacia el cuerpo. Podemos usar alguna de las técnicas de limpiezas energética como poniendo nuestras manos en una superficie conductoras de energía hacia la tierra, una especie de toma de tierra a través de un cañón de agua un ladrillo una base de cemento. Podemos enviar esta energía malsana a una piedra de sal que tengamos en la habitación para  a sí neutralizarlas. Por supuesto también deberemos de lavarnos las manos con agua fría recitando mantras y con el sentimiento de estar efectuando una limpieza psíquica.

9- Tenemos que recuperar la fuerza después de cada sesión terapéutica. Es importante que después de cada sesión terapéutica nos sentemos y meditemos. Tenemos que permitirnos un momento de descarga. Nos adaptaremos a un tipo de meditación que nos ayude a recuperar nuestra fuerza y a efectuar una buena limpieza de energía psíquica.

     10- Utilizaremos los elementos de la naturaleza para la sanación. Los ríos, las montañas, las piedras, las plantas, los árboles son elementos que nos ayudan a recuperar la fuerza y la energía terrestre. Los pinos se convierten en unos buenos árboles para llevar y limpiar nuestra energía hacia la tierra. Las plantas de interior en menor medida nos pueden ayudar también a liberar limitadas  cantidades de energía negativa. También podemos usar la influencia de algún maestro ascendido que tengamos afinidad como Jesucristo, los ángeles o alguna virgen a la que tengamos devoción.

           Antes de realizar una sanación y después de esta podemos crear un campo energético dentro y alrededor de nosotros que proteja nuestro cuerpo y nuestra energía. Este campo energético quemará y trasformará la energía malsana antes de que entre profundamente en nuestros órganos, músculos o huesos.

           Cuando ayudamos a otra persona a recuperar su salud con toda nuestra alma con todo nuestro corazón es muy probable que su energía y la mía se conviertan en una sola. Ambos seres nos convertimos en uno solo, por ello estaremos predispuestos a liberar y soltar todo tipo de energías. Nuestra actitud será eficazmente amorosa y agradecida.

    11- Procuraremos estar conectados con el amor universal antes de realizar cualquier sesión de terapia cráneo-sacral.

 

Terapias y cursos en Madrid

VOLVER