Artículo Nº 16

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
10º 11º 12º

 

“Es la calidad mas que la cantidad lo que importa”
Lucius Annaeus Seneca


La calidad de vida se puede definir de diversas maneras, con distintos significados para diferentes personas. La Organización Mundial de la Salud la define como: “Las percepciones de los individuos sobre su posición en la vida, en el contexto del sistema cultural y de valores en el cual viven, así como en relación a sus metas, expectativas, estándares y preocupaciones”.

Otras definiciones las relacionan más bien con el sentido de bienestar de una persona que surge de la satisfacción o insatisfacción en las áreas de la vida que son importantes para esa persona.

Apoyados en la Psiconeuroinmunología que nos proporciona las evidencias científicas que permiten una definición más integral y completa de las personas, inferimos que el valor de nuestra vida y su calidad depende de muchos aspectos dinámicos, relacionados no solo con nuestras propias actitudes, sino también con aquellas de nuestra sociedad y nuestro contexto físico y ambiental.

Como especies tenemos mucho más que decir sobre nuestra calidad de vida, que otras criaturas. Lo que se necesita para maximizar nuestra calidad de vida es conciencia. Tomar conciencia sobre las opciones, las alternativas, las diferentes actitudes que podemos asumir en un momento dado, así como las limitaciones del pensamiento convencional.

Esto significa un cambio de la percepción mecánica y materialista de la realidad, a un multinivel de percepción de una realidad cambiante y dinámica. En esta última somos partes conectadas a un ecosistema global interdependiente e interrelacionado. Lo que hacemos afecta a otras personas, nuestra calidad de vida afecta la calidad de vida de otras personas, y a su vez la de ellos también nos afecta a nosotros.

Así que tenemos interés en estos momentos de gran incertidumbre que vive la humanidad, de tomar conciencia sobre nuestro bienestar y las formas de obtenerlo, sabiendo que el bienestar de la humanidad y de la sociedad en general pasa por ocuparnos de nuestro propio bienestar en términos psicológicos, ambientales, laborales, ecológicos y familiares.

Esta sección estará dedicada a la Calidad de Vida y sobre todo a considerar aquellas herramientas que pueden servirnos de base para incrementar nuestro bienestar, lo cual nos permitirá asumir un rol protagónico en el bienestar de la sociedad como un todo.

 

 

 

La biología de la creencia es un libro revolucionario en el campo de la Biología moderna. Su autor, un prestigioso biólogo celular, describe con precisión las rutas moleculares a través de las que nuestras células se ven afectadas por nuestros pensamientos gracias a los efectos bioquímicos de las funciones cerebrales. Con lenguaje sencillo, múltiples ilustraciones, humor y ejemplos actuales, el doctor Lipton explica que los genes y el ADN no controlan nuestra biología, sino que es el ADN el que está controlado por las señales procedentes del medio externo celular, entre las que destacan los poderosos mensajes que provienen de nuestros pensamientos positivos y negativos. De esta manera, nuestro cuerpo puede cambiar realmente si reeducamos nuestra forma de pensar.

 



Palpae de Arcturus


La belleza es un aspecto de armonía universal y está mejor igualada con la urgencia del alma urgiendo a la personalidad-ego buscar el Amor y la Luz simultáneamente. Un punto en común entre las semillas estelares despiertas, es una inclinación a enfocarse en la transformación personal, asimismo en un amor innato hacia el arte fino, literatura, y música. Las semillas estelares son extremadamente afectas a secuencias de visualización que elevan e inspiran su sintonización hacia el corazón/mente. La mayoría están conscientes de que sus vidas repetitivas son simplemente escalones en el largo interludio del alma en la Tierra y que ellos indudablemente están en su encarnación final en la misma. Es acordado generalmente que la presente jornada de vida culminará en un evento de ascensión que les dará a ellos una ciudadanía estelar libre de estorbos. Debe de ser entendido que cerrar las puertas a los horrores de la Tierra de la tercera dimensión, no es el final de todo para el alma. Al contrario, porque la urgencia de un refinamiento continuo es un principio omnipresente universal.

Cuando un ser humano transferido de la Tierra reúne el valor de dar su primer paso dentro de la escalera cósmica de decidida evolución, ellos iniciarán el ser confrontados con la porción del yo conocido como el lado oscuro. Aspectos negativos del ego-personalidad prolongados por uno mismo, deben de ser reconocidos y persistentemente transformados usando aplicaciones sabias de Amor y Luz, antes de que sea otorgada la entrada en el portal de la Puerta Estelar por los seres de ultra luz quienes supervisan tales cosas. Porque eso lo cual debe de ser asumido para que la evolución espiritual ocurra, requiere determinación y la habilidad de motivarse a sí mismo. No es raro en los humanos que den no mas que un vistazo superficial a través de la ventana magnifica del Infinito. La mayor parte porque las demandas sobre la personalidad de un buscador espiritual son totales, muchos se atemorizan, pierden interés o simplemente se dan por vencidos antes de comenzar. Nosotros, quienes observamos a la Tierra, hemos oídos todas las excusas por no tratar, que cada ser humano quien haya vivido alguna vez, ha tenido que ofrecer. Francamente, ninguna de ellas suena válida. ¡Pocas excusas valen el esfuerzo que se tomó en pronunciarlas! Concedido, esas excusas están limitadas generalmente al diálogo interno de un individuo, sin embargo todos los seres cósmicos telepáticos tienen conocimiento de ellas. Algunas veces ellos hablan en voz alta, pero más a menudo ellas están apretadamente sostenidas como patrones de pensamiento silenciosos y confusos, confinados a los compartimientos pensantes del cerebro. El corazón/mente, el asiento del Alma, ¡nunca ofrece excusas por no transmutar! Este comentario también sostiene verdad para los Señores Oscuros extraterrestres y otros seres manipuladores, muchos de los cuales están conscientes del llamado del Alma pero de todas maneras eligen ignorar Eso lo Cual los convoca.


Palpae de Arcturus. Adonai.

VOLVER