Vicente Beltrán 1 Vicente Beltrán 2 Vicente Beltrán 3 Vicente Beltrán 4 Vicente Beltrán 5 Vicente Beltrán 6



 

Introducción

La expansión de conciencia en el reino humano, técnicamente descripta como “Iniciación espiritual", es el mayor de los misterios de SHAMBALLA y lleva – tal como puede leerse en EL LIBRO DE LOS INICIADOS – “...el Sello del propio Dios..." Es la culminación de un vasto plan planetario dentro del cual ha de ser evidenciada la verdad contenida en los textos bíblicos: "el Hombre es hecho a imagen y semejanza del Creador". Todo cuanto vayamos estudiando acerca del proceso iniciático estará inmerso, por lo tanto, en la intención del Logos planetario de ser conciente a través de los seres humanos, de la gloria infinita de Su propia creación en la vida de la Naturaleza, pues por sus peculiares características dentro de este séptuple esquema planetario, el cuarto reino humano, ocupa el centro místico de la evolución, estando situado entre los tres reinos superiores, el divino o solar, el espiritual o planetario y el superhumano, y los tres inferiores, el animal, el vegetal y el mineral.

Pero, antes de emprender el estudio de la actividad iniciática que se realiza en el Centro de SHAMBALLA, deberíamos considerar los métodos preliminares, o preparatorios a que han de sujetarse aquellos hijos de los hombres que anhelan ardientemente convertirse en Hijos de Dios. Resumiremos brevemente el proceso preliminar que precede a la Iniciación espiritual de los Hijos de los Hombres, en las tres siguientes etapas:

a.  De OBSERVACIÓNen el AULA DE LA IGNORANCIA o del APRENDIZAJE, cualificando la etapa del Aspirante espiritual.

b.   De ACEPTACIÓN en el Aula del CONOCIMIENTO, que cualifica la etapa del Discípulo.

c.   De VINCULACIÓNen el Aula de la Sabiduría, que determina la etapa del Iniciado.

En la etapa inicial, definida ocultamente como de preparación mística, el aspirante espiritual se halla sujeto a la atenta observación y vigilancia de algún cualificado discípulo perteneciente a determinado Ashrama de la Jerarquía espiritual del planeta, con la misión de informar periódicamente al Maestro que es Guía y Mentor espiritual del mismo, de los progresos espirituales observados en la vida de aquel aspirante.

Si el aspirante demuestra voluntad, persistencia y anhelos de servicio, se le acepta entonces en un Ashrama, el que kármicamente le corresponde en razón de su Rayo y allí, en contacto con el Maestro que constituye un poderoso Centro de Poder espiritual, aprende ciertos aspec­tos definidos de la vida interna o espiritual, los cuales, una vez que han sido convenientemente asimilados y convertidos en experiencia personal, le permitirán acceder a las dos Iniciaciones preliminares, llamadas "menores”, que le introducirán en ciertos misterios de orden relativos pero que constituirán las Puertas de entrada al Aula de la Sabiduría, donde "se agitan gozosos" – tal como dice la tradición hermética – los Misterios mayores.

Vamos a examinar ante todo estas dos Iniciaciones menores. Son la antesala –si podemos decirlo así– de las iniciaciones mayores, esotéricamente descritas como jerárquicas. Suelen impartirse en grupo y en el interior de alguna de aquellas misteriosas estancias a las que hicimos anteriormente referencia, al comentar sobre el contenido histórico y espiritual de la séptima Esfera de SHAMBALLA.

Puede suceder, sin embargo, que por razones especiales que sólo conoce el Maestro, estas dos iniciaciones las reciba el discípulo en forma individual.

La estancia iniciática a la que hacemos referencia se encuentra profusamente iluminada por la luz etérica que corresponde a aquel definido nivel. Hay en el centro de la misma una especie de altar de finísimo cristal de roca que descompone la luz etérica en polícromas irisaciones que le prestan a la estancia un mágico e in­decible encanto. En el momento de impartirse la iniciación se hallan presentes tres Adeptos de la Jerarquía; uno de Ellos de categoría espiritual equivalente a la de CHOHAN, ocupa el centro del altar y empuña un Cetro de poder de brillante y desconocido metal, que despide áureos resplandores y lleva en su extremo superior un grueso rubí labrado en forma de punta de lanza. Los otros dos Adeptos se sitúan uno a cada lado del discípulo a ser iniciado – si se trata de una iniciación de carácter individual – o a ambos extremos del grupo, si la iniciación tiene carácter grupal. En tal caso, el grupo adopta la forma de un semicírculo alrededor del altar, de manera que en el centro queda el Maestro Hierofante y a cada lado del grupo los dos Maestros que actúan como Padrinos de los discípulos que van a recibir la ini­ciación.

La ceremonia que se realiza es muy parecida – ya que la analogía rige ocultamente todo el proceso iniciático – a las que tienen lugar en las Iniciaciones mayores o jerárquicas; lo único que difiere sensiblemente entre unas y otras es la intensidad y cualidad ígnea de la energía que surge del Cetro de Poder. En todo tipo de Iniciación, mayor o menor, la regla esotérica se basa en la fórmula mística "...cada cual ha de recibir según sea su medida".

En el momento estelar o cumbre de estas Iniciaciones menores, el Hierofante eleva Su Cetro hacia lo Alto y pronuncia la fórmula mágica o mantrámica: "¿SEÑOR, HAGO ESTO EN TU NOMBRE?" Se abren entonces los éteres ambientales y como prueba de aquiescencia, aparece fúlgida y brillante encima del Hierofante, la estrella mística de cinco puntas de un intenso y brillante color azul índigo del BODHISATTVA, el Instructor del Mundo, Maestro de Maestros, de Ángeles y de Hombres, Quien es el Representante del SEÑOR DEL MUN­DO, el INICIADOR UNICO del planeta; son estas dos Iniciaciones menores y las dos próximas Iniciaciones, de carácter Mayor o jerárquicas las que constituyen las Puertas de Entrada dentro de la corriente de Vida espi­ritual de la Gran Fraternidad Blanca de la Tierra.

Suelen asistir a estas Iniciaciones menores numero­sos discípulos de los Ashramas de los Maestros, que han sido especialmente invitados a estas ceremonias. Además, un grupo específico de Devas superiores del mismo Rayo del candidato o candidatos, algunos Iniciados de la Jerarquía espiritual que aportan Su concurso y colaboración a aquella ceremonia jerárquica de "preparación para los Misterios mayores” y los tres Maestros anteriormente descriptos. En todo caso, el poder de SHAMBALLA se halla omnipresente en todas y cada una de las fases de aquel ritual mágico, flotando como mística esencia de fuego dentro del recinto iniciático.

Una vez recibidas estas dos iniciaciones menores o preliminares, podrá penetrar el discípulo en las interioridades del Ashrama, en aquellas profundísimas e ignoradas zonas espirituales que ocultamente definimos como “El Corazón del Maestro” y empezar a recorrer desde allí la tercera y última etapa de preparación mística que ha de convertirle en un perfecto Iniciado y en un verdadero Hijo de Dios.

La tercera etapa, definida técnicamente como de "Vinculación en el Aula de la Sabiduría”, revela claramente las posibilidades del discípulo de penetrar más profundamente en el Cuerpo de Misterios del Logos planetario, a través del Corazón de su Maestro, Quien durante toda esa etapa, asumirá la responsabilidad directa del discípulo, preparándole individualmente en el seno del Ashrama para que pueda dar los pasos necesarios que han de llevarle ante el Portal de las Iniciaciones mayores, que sólo se abre ante los verdaderos Discípulos espirituales, probados en el fuego de la prueba y fieles intérpretes en el mundo de aquel insigne propósito redentor "que los Maestros conocen y sirven".

El Maestro instruirá a este discípulo o al grupo de discípulos "dentro de Su Corazón”, de manera muy directa y particular, pues los últimos pasos del discípulo en su recorrido en el difícil Sendero que conduce ante el Portal de las grandes Iniciaciones, suelen ser los más espinosos y resbaladizos. En el devenir de los mismos el discípulo ha de descender a las cuevas místicas donde se halla escrita la historia del planeta y extraer de allí la gran experiencia del tiempo, recorriendo con ayuda de la percepción clarividente y de la psicometría (circunstancialmente desarrolladas), todo su pasado kármico. Entonces con ayuda de su potente decisión y aspiración intensa, “borra los estigmas del mal que pudo producir a través de las edades” y de sus múltiples ciclos de encarnaciones, sin sentirse tentado ni magnéticamente atraído por los incidentes kármicos que los produjeron ni por los Egos que formaron parte de su entorno familiar o social en aquellas épocas, más o menos lejanas.

Este descenso místico a las cuevas históricas del pla­neta está muy bien descrito en las palabras del Evangelio: "Jesús descendió a los Infiernos y después subió a los Cielos" y tiene por objeto robustecer la voluntad del discípulo y dotarle de la coraza del desapasionamiento y del desapego hacia las obras del tiempo, a fin de que, convenientemente templada y llena de virtud espiritual, pueda penetrar definitivamente en la corriente de vida iniciática que lleva a lo eterno.

Los Misterios de Shamballa, por Vicente Beltrán Anglada

 

 

La Creación y Estructuración
de las Naciones de la Tierra

Por Vicente Beltrán Anglada

 
"Las grandes concentraciones de energía enfocadas sobre ciertos lugares del planeta por medio del Diamante Flamígero, y de acuerdo con las intenciones y proyectos de Sanat Kumara, determinan el principio de las naciones de la Tierra, con sus peculiares culturas, temperamentos, idiosincrasia y métodos típicos de comunicación por medio del lenguaje. Podríamos decir que la creación de una nación dentro de un continente o de una ciudad representativa dentro de cualquier nación, la capital de la misma, por ejemplo, obedece a idénticas razones iniciáticas por las cuales el Cetro de Poder del Señor del Mundo hace sentir su ígnea presión, pues de la misma manera que siete esquemas planetarios dentro del sistema solar constituyen los Centros receptores de las energías de los Rayos, Siete naciones importantes dentro del planeta, forman para el Logos planetario la contraparte objetiva de los planetas sagrados en el Universo y, extremando aún más la analogía, podríamos decir que siete ciudades importantes dentro de una nación –incluyendo primordialmente a la capital de la misma– constituyen para el alma de esta nación, los siete centros receptores y proyectores de energía planetaria.

"El término utilizado "alma de la nación” es singularmente descriptivo y se fundamenta en el hecho esotérico de que una nación, sea cual fuere su importancia, es un centro de conciencia del Logos dentro de la humanidad y constituye el factor psicológico que ocultamente definimos como "espíritu nacional", es decir, un centro espiritual sobre el cual y por razones kármicas que escapan a nuestra comprensión, convergen, se centralizan y difunden determinadas energías procedentes de Shamballa. Así, en la expansión de conciencia que corresponde a la creación de una nación dentro de un continente, habrán de intervenir forzosamente fuerzas planetarias de gran poder espiritual, pues ante todo deberán ser removidos creadoramente los éteres para poder acoger adecuadamente y sin peligro la fuerza mística del Rayo que deberá condicionar la vida de aquella nación, así como utilizar ciertas definidas posiciones astrológicas de los astros, las cuales afectarán muy poderosamente a las unidades de conciencia egoica que constituirán el núcleo espiritual de aquella nación y se congregarán misteriosamente allí en virtud de la potentísima invocación del Cetro de Poder.
 
"Un esplendente Ángel de la jerarquía dévica de los Agnisvattas, secundado por una numerosísima hueste de Devas mentales, astrales y etéricos, expertos en el arte de "remover creadoramente los éteres del espacio", formarán el Talismán Viviente alrededor del cual se irá estructurando objetivamente la nación. Veamos ahora, como de costumbre, las Entidades espirituales que intervienen en el proceso de creación:

1.  Sanat Kumara, el Señor de Shamballa, en cuyas manos se halla el Cetro de Poder planetario.

2.  Un Buda de Actividad del Rayo espiritual que deberá constituir el núcleo vital alrededor del cual deberá ser estructurada dicha nación y que operará desde los niveles subjetivos.

3.  El Manú de la Raza en cuyo continente es creada la nación.

4.  Un Ángel Agnisvatta, de evolución superior a la de los Adeptos planetarios, manejará creadoramente los niveles correspondientes, etéricos, astrales y mentales, siendo –junto con una increíble cantidad de devas constructores– el Artífice de la concepción, gestación y nacimiento de la nación, así como el impulsor del desarrollo de la misma hasta haber adquirido su “espíritu nacional". El espíritu nacional –utilizando la analogía– corresponde a la conciencia del alma en la personalidad de un ser humano.

5.  Un grupo indeterminado de Adeptos planetarios dentro de los distintos Rayos involucrados en la creación de la nación, prestarán Su concurso espiritual siguiendo las ocultas directrices del Señor de Shamballa, “escogiendo a los Egos humanos" que, por ley de karma, deberán componer el núcleo de conciencia psicológica de la nación.

6.  Hay que reseñar finalmente la increíble cantidad de devas menores que constituyen esotéricamente el "lugar" donde ha de emplazarse la nación, y a quienes la potencia invocativa de sus Devas regentes ha dinamizado a extremos increíbles, induciéndoles a crear las condiciones físicas que configurarán el aspecto material u objetivo de la nación que va a nacer. Se les denomina ocultamente “los Constructores de la Cueva". Trabajan con los cuatro elementos, a saber: tierra, agua, fuego y aire, dinamizados ígneamente por el estímulo creador del éter.

"Como se habrá podido observar, el nacimiento de una nación en el mundo, no es fruto del azar, sino el resultado de un proyecto muy cuidadosamente elaborado por la Jerarquía planetaria siguiendo las decisiones ocultas de Shamballa. Podríamos ampliar esta idea en el sentido de que existen pequeñas y grandes naciones, así como dentro de las mismas, pequeñas y grandes ciudades. Utilizando la clave de la analogía, podríamos deducir que si bien en un principio la creación de una nación o de una ciudad dentro de una nación, obedece siempre a "decisiones planetarias" cuidadosamente elaboradas, con el fin de formar núcleos de conciencia humana, el desarrollo posterior de las ciudades y de las naciones se realizará invariablemente siguiendo ciertas líneas definidas de Rayo, las cuales moverán las energías cualitativas de las mismas en distintas direcciones creando puntos de contacto y núcleos de poder radiactivo, que atraerán por simpatía vibratoria a todos los elementos humanos y dévicos que se hallen en aquella especial sintonía.
 
"En virtud de la potencia invocativa desarrollada desde el núcleo de vida humano-dévica que constituye –por decirlo de alguna manera– el Átomo Permanente Físico que corresponde al espíritu o alma nacional, esta nación será grande o pequeña, poderosa o débil, rica o pobre y su standard cultural será mejor o peor. El estudio de los factores kármicos que intervienen en el desarrollo físico, psicológico y espiritual de una nación, precisaría por sí sólo de un amplio y voluminoso libro de texto, pero creemos que con lo dicho hasta aquí habrá suficiente información para que los aspirantes espirituales puedan extraer significados más amplios, de­tallados e incluyentes."

Los Misterios de Shamballa, por Vicente Beltrán Anglada

 

 

 

 

 

 

Por Vicente Beltrán Anglada
Extracto nº1

Según he aprendido en el "Ashram" en contacto con el Maestro, la técnica de la Nueva Era no será simplemente lucir una mente poderosa cargada de razonamiento, sino que será el corazón el que penetrará en la mente cuando la mente se lo permita y traerá como consecuencia el fruto inmenso de la libertad interior...

Tengo que decirles muy especialmente, que la Gran Fraternidad Blanca del planeta tiene especialmente orientada Su Visión hacia este gran país, porque dentro de los planes jerárquicos para esta Nueva Era, hay dos países en el Continente americano que merecen una especial atención, que son Argentina y Brasil. Tienen un cometido específico a desarrollar y hay una cantidad impresionante de discípulos mundiales y de varios Maestros de la Gran Fraternidad dirigidos por el Maestro Conde de Saint Germain, que están trabajando por la reorientación espiritual de estos dos países casi hermanos por sus fronteras, que tienen que encender la Luz de la Libertad por todo el Continente americano sin distinción. Cada uno de ustedes, sin embargo, ha de considerarse un discípulo de la Gran Fraternidad, no considerarse seres aislados a la espera de un líder espiritual que los conduzca por el camino árido que lleva a la Iniciación sino que se conviertan en receptáculos de energía superior que está introduciéndose en el aura etérica del planeta ...

"Todos los países del mundo están siguiendo un orden cíclico y, dentro de este orden cíclico, hay Adeptos y discípulos que trabajan a dirección". Aquí en la Argentina - repito y es una afirmación que puedo hacer- hay tres Grandes Adeptos trabajando actualmente siguiendo las instrucciones del Conde de San Germán, o sea del Maestro Príncipe Rakoczi... 

...Todos los Maestros y San Germán, tengo que decirlo muy específicamente, están trabajando muy activamente por toda América, América del Norte, América del Sur y América del Centro. Y, como decía anteriormente, cuando hablo siempre acepten de mis palabras todo aquello que halle una respuesta en su corazón. Porque el corazón jamás se deja engañar, la mente sí que se engaña, pero el corazón jamás. Entonces, les digo que el Conde de San Germán, el príncipe Rakoczi, el "Chohan" del 7o Rayo y propuesto para el cargo de "Mahachohan" para el próximo futuro está trabajando con ustedes...

...lo interesante es la Voz de la Jerarquía que resuena en su corazón y ustedes la han aceptado, y en virtud de esa aceptación, ustedes empiezan a vivir muy rica y plenamente. Significa esto también que los cambios serán progresivamente mayores y más profundos pero, en la totalidad del cambio hay una base esotérica y, tal como he tenido el gusto de decirles a todos los amigos... es que la jerarquía está dirigiendo actualmente la atención hacia dos centros aquí en América: el centro de Buenos Aires y el centro de Río de Janeiro que engloban el centro de las actividades de Brasil y de la República Argentina. ¿Qué significa esto? Que tendrán mucha energía que manejar y tendrán que amoldarse a muchas circunstancias de gran potencia energética o dinámica.

Quisiera acercar a ustedes a la Gran Fraternidad; que la Fraternidad Blanca y sus Maestros no fuese para ustedes una ilusión o el fruto del conocimiento impartido en los libros.Iniciación es una expansión de conciencia que lleva a la iluminación 

Un Triángulo de Poder Espiritual en el Cono Sur                             
 
Por Vicente Beltrán Anglada
Extracto nº2
Los Iniciados, los Adeptos de la Gran Fraternidad encarnarán en cuerpos que ocuparán lugares destacados en la vida política de los pueblos, en su vida económica, en su vida religiosa, en la filosofía, en la ciencia, en todo. Y naturalmente, exigirán de nosotros lo que siempre digo, una gran expectación, para poder atraer a nosotros a aquellos que son los que crean los caminos de acercamiento, que son los devas. ¿Se dan cuenta que todo es un esfuerzo conjunto?

...porque el eje de evolución de América ya no será el norte sino que será el sur.

He hecho afirmaciones que nadie ha realizado en Argentina y esto interesa a la Jerarquía: trabajáis no sólo para Argentina, trabajáis para todo el continente sudamericano y para Centroamérica también, incluido Méjico, es decir para toda América Latina. Ustedes saben que hay talismanes sagrados en Nueva York, Londres, Ginebra, Dargeeling y Tokio. Llega el momento en que la Jerarquía busca otro camino de solución según sea la actitud de las gentes; digamos que un talismán colocado en cierto lugar secreto, puede eliminarse su potencia o retirarse esta fuerza definitivamente y situarla en otros continentes o en otros pueblos, donde exista atracción magnética por parte de los intereses sagrados de la Gran Fraternidad. Así vemos por ejemplo que Argentina está subiendo y con el tiempo Brasil también subirá, porque hay una gran unión entre estos dos países, por frontera y también por vinculaciones internas de rayo, hay incluso vinculaciones ashrámicas muy importantes...

Y durante el tiempo que estoy entre ustedes, he hecho afirmaciones como jamás he hecho en mi vida ni en mi propio país; lo cual demuestra que me siento muy argentino y es que precisamente la Jerarquía, por primera vez en la historia del planeta, está cifrando su atención en esta República. El despertar de ustedes no es algo que ha surgido al acaso, es el conjunto de cosas que ustedes han creado, es la semilla que han vivificado ustedes en sus horas de sufrimiento.

...les dije en cartas anteriores, que en Argentina se está produciendo un tremendo efecto mágico procedente del propio Shamballa, no sólo de la jerarquía o Gran Fraternidad Blanca, sino que una gran corriente de energía está siendo utilizada por el Maestro Conde de Saint Germán para poder producir ciertos efectos definidos, a través de tres Grandes Adeptos, que utilizan la ARGENTINA como campo de expresión. Y esta es una afirmación Ashrámica. Entonces ustedes no deben tomar una conciencia exagerada de sus merecimientos, ni tampoco reducirse tanto que no comprendan el alcance de su misión y es que la polarización de la Jerarquía va orientada hacia el cono sur de América, porque América del Sur ha sido hasta aquí la gran huérfana y ahora debe triunfar de sí misma, y debe convertirse en el faro de toda América: del Sur, del Norte y del Centro. Son ustedes responsables porque les hago una afirmación que ustedes deben aceptar sólo por el estímulo de la intuición, porque yo no puedo demostrárselo, porque aún me es imposible darles el nombre (salvo del Conde Saint Germán) de los tres Grandes Adeptos que trabajan actualmente en la Argentina, ustedes lo descubrirán todo a su debido tiempo.

En la medida que ustedes vayan uniéndose entre sí, dejando de lado el interés específico de una pequeña parcela, esta unión realmente importantísima de la Jerarquía con la Humanidad, será un efecto posible entre ustedes y les hará realmente conscientes de esta paz, que sólo el Corazón del Maestro acoge en toda su plenitud. Son ustedes los representantes genuinos de la Jerarquía Espiritual del planeta y encarnan la voluntad y "el propósito que los Maestros conocen y sirven." Que sus meditaciones y sus plegarias sean de tipo universal, aún cuando sean efectuadas según modos y motivos de tipo particular. Y amad mucho, amaos mucho todos, pues sólo por el amor ustedes lograrán la libertad. Y la justicia será un hecho aquí en la Tierra y no simplemente una palabra vana con la que la mente suele distraerse a menudo.

Una experiencia que tiene por objeto -dáos cuenta- de dirigir todas las energías jerárquicas; que actualmente están en el norte de América hacia el sur, hacia donde están los países que por su propia idiosincrasia están preparados para resurgir, que en lugar de ser auténticamente conquistadores, está formado por aquellas personas, que ahora están recién adoptando un nuevo sistema de vida que es el fruto del sufrimiento engendrado, no de ahora, sino desde la época de los conquistadores. Se trata de una revisión planetaria

Otra afirmación, ahora se presenta la oportunidad de invertir las leyes de la polaridad, la polaridad del norte pasará al sur en el sentido del poder jerárquico, es por tal motivo la gran respuesta del pueblo argentino a la Jerarquía, así como el gran pueblo de Brasil, dos naciones muy hermanas, muy características y muy similares en ciertos aspectos para preparar el núcleo positivo que hará posible esta inversión de poderes. Poderes psíquicos, no será un poder económico ni poder militar, será un poder espiritual y yo hablo de un poder espiritual que está por encima del poder económico e incluso del poder de las armas. La Jerarquía tiene suficientes medidas para contrarrestar el peso de la política de armamentos y de la política económica de los demás países.

...y ahora ustedes tienen oportunidad de trabajar en nombre de la Jerarquía, no porque esté yo en Argentina, que soy un humilde discípulo, sino por los Grandes Seres que están trabajando aquí y porque Cristo ha dirigido la atención como Instructor del Mundo sobre este gran país y recalco: Gran País, para poder establecer aquí, para ejemplo de todas las Américas, un punto jerárquico de comprensión, de poder y de responsabilidad.