Página principal
Tienda de minerales
Página principal de entretenimiento
Mensajes de Power point
Mensajes de autoestima y crecimiento personal
Tarot Ángel Custodio
Tarot semillas de Ángel
Tarot Osho Transformación
Tarot Osho Zen
Oráculo de los cristales
Tarot de los Arcturianos
Tarot Mandalas
Cartas Kryon
Afirmaciones de Jorge Adoum
734 Pensamientos de Samael Aun Weor
Enlaces a páginas web muy interesantes
Varias web científicas
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 

 

 

66. Pena                                                       Zen Tarot Card
Este sufrimiento no es para que te sientas triste, recuerda. Es por eso que la gente sigue sin comprender... Este sufrimiento es simplemente para que estés más alerta, porque la gente se vuelve alerta únicamente cuando la flecha va dentro de su corazón y les hiere. De otra forma no llegan a estar conscientes. Cuando la vida es fácil, confortable, conveniente, ¿a quién le importa? ¿A quién le importa volverse consciente? Cuando muere un amigo, hay una posibilidad. Cuando tu mujer te deja solo... en esas noches oscuras, estás solitario, has amado tanto a esa mujer, te lo has jugado todo y de repente, un día, ella se ha ido. Lloras en tu soledad y si utilizas estas ocasiones, puedes volverte consciente. La flecha duele: puede ser utilizada. El dolor no es para hacerte sufrir, ¡el dolor es para hacerte más consciente! Y cuando eres consciente la miseria desaparece.
Osho Take it Easy, Volume 2 Chapter 12

Comentario:
La imagen corresponde a Ananda, el primo y discípulo del Gautama el Buda. Él estuvo al lado de Buda constantemente, atendiendo todas sus necesidades durante cuarenta y dos años. Cuando Buda murió, dice el relato que Ananda permaneció inmóvil a su lado, llorando. Los otros discípulos le reprocharon su incomprensión: Buda había muerto totalmente pleno; él tendría que haberse alegrado por esto. Pero Ananda dijo: "Vosotros no lo entendéis. Estoy llorando, no por él sino por mí, porque durante todos estos años he estado constantemente a su lado y aún así no me he iluminado". Ananda permaneció despierto durante toda la noche, meditando profundamente y sintiendo su pena y su dolor. Por la mañana se dice que se iluminó. Las épocas de mucho dolor tienen el potencial de ser épocas de gran transformación. Pero, a fin de que se produzca la transformación, debemos ir profundamente a las mismas raíces de nuestro dolor y experimentarlo como es, sin quejarse o teniendo pena de uno mismo.