Página principal
Tienda de minerales
Página principal de entretenimiento
Mensajes de Power point
Mensajes de autoestima y crecimiento personal
Tarot Ángel Custodio
Tarot semillas de Ángel
Tarot Osho Transformación
Tarot Osho Zen
Oráculo de los cristales
Tarot de los Arcturianos
Tarot Mandalas
Cartas Kryon
Afirmaciones de Jorge Adoum
734 Pensamientos de Samael Aun Weor
Enlaces a páginas web muy interesantes
Varias web científicas
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 

 

 

68. Conciencia                                                        Zen Tarot Card
Venimos de lo desconocido y continuamos moviéndonos hacia lo desconocido. Volveremos otra vez; hemos estado aquí miles de veces y estaremos aquí miles de veces. Nuestro ser esencial es inmortal, pero nuestro cuerpo, nuestra corporeidad es mortal. El marco en el que nos movemos: nuestras casas, el cuerpo, la mente, están hechos de cosas materiales. Se cansarán, se envejecerán, morirán. Pero tu conciencia, para la cual Bodhidharma usa la palabra "no-mente" -Guatama el Buda también ha utilizado la palabra "no-mente" – es algo más allá de la mente y el cuerpo, algo más allá de todo, esa no-mente es eterna. Es expresada y se va nuevamente a lo desconocido. Este movimiento de lo desconocido hacia la conocido y de lo conocido a lo desconocido, continúa por la eternidad, a menos que alguien se ilumine. Entonces ésta es su última vida. Entonces esta flor ya no volverá. Esta flor ha tomado conciencia de sí misma y no necesita regresar a la vida, porque la vida no es más que una escuela de aprendizaje. Él ha aprendido la lección, ahora está más allá de las ilusiones. El se moverá de lo conocido, por primera vez, no hacia lo desconocido, sino hacia lo incognoscible.
Osho Bodhidharma, the Greatest Zen Master Chapter 5

Comentario:
La mayoría de estas cartas de esta serie de la mente o bien son caricaturescas o son problemáticas, porque la influencia de la mente en nuestras vidas generalmente es o bien ridícula u opresiva. Pero en esta carta de la conciencia se muestra una gran figura de Buda. Es tan expansivo que ha ido incluso más allá de las estrellas, y sobre su cabeza hay puro vacío. Él representa la conciencia que está disponible para todos los que se convierten en maestros de la mente y pueden utilizarla como el sirviente que se supone debe ser. Si eliges esta carta, esto significa que hay una claridad cristiana disponible ahora mismo, desligada, enraizada en la quietud profunda que yace en lo más hondo de tu ser. No hay deseo de comprender desde la perspectiva de la mente; la comprensión que tienes ahora es existencial, total, en armonía con el pulso de la vida misma. Acepta este gran regalo y compártelo.