El poder de la mente subconciente

 
 
 

11. La mente subconsciente como socio del éxito
LA MENTE SUBCONSCIENTE COMO SOCIO DEL ÉXITO
Éxito significa vida afortunada. Implica un nivel de vida pacífi­ca, alegre y feliz.
La paz, armonía, integridad, seguridad y felicidad toa verdades intangibles que vienen del Yo interno, del íntimo de cada hombre. Meditando sobre estas cualidades se arraigan estos tesoros en nuestro subconsciente.
"Haced tesoros dentro de si donde la polilla ni el óxido corrom­pen ; donde los ladrones no minen ni roben".
LOS TRES PASOS HACIA EL ÉXITO
El primero sería descubrir qué cosa deseamos hacer, y hacerla. Alguien comentará: "Cómo puedo iniciar el primer paso, si no sé lo que quiero hacer? En este caso, suplique por una luz que lo guíe, a-firmando: "La inteligencia Infinita de mi mente subconsciente me re­velará mi verdadero sitio en la vida". Repita esta plegaria, sosegada positiva y convincentemente a su mente interna. Si lo hacéis conven­cido y constante, la respuesta llegará como un sentimiento, intuición o tendencia hacia cierta dirección. Llegará en forma tan dará, pacífi­ca y en silenciosa sabiduría interior,
ÉXITO ES EL AMOR AL TRABAJO
Imaginémonos un siquiatra; no le bastaría contentarse con el diploma colgado en la pared. Deberá mantenerse al día, asistir a con­venciones y continuar estudiando e investigando los mecanismos de la mente, para que el siquiatra pueda obtener éxito, debe visitar clínicas y leer sobre los últimos avances de los métodos cada vez más moder­nos para aliviar el sufrimiento de los enfermos. El éxito del médico o siquiatra está en sentir constantemente la forma de aliviar a sus pa­cientes.
El segundo paso consiste en especializarse en alguna rama parti­cular de su trabajo, tener conocimiento y comprensión cada vez más completos.
Por ejemplo; si un joven escoge la química como profesión, de­berá concentrar todos sus esfuerzos en especializarse en una de las ra­mas de ella. Le debe dedicar todo el tiempo disponible y prestarle toda la atención a su alcance. Será tan entusiasta que buscará cono­cer todo lo que se pueda conocer y tratar de conocer y experimentar algo más de lo ya conocido. Este joven puede llegar a interesarse tan­to en su trabajo hasta desear servirle a la humanidad.
"Aquel que desee ser mayor que vosotros se convertirá en vuestro sirviente". Hay una gran verdad en esta actitud mental diferente a la de aquel hombre que sólo quiere "pasar la vida" o "hacerla pasa­ble". "Pasable" no es el éxito verdadero. La motivación del hombre debe ser mayor, más noble y más altruista. Debe servir a los demás.
El tercer paso es el más importante. Debe asegurarse que lo que quiere hacer no redunde solamente en beneficio propio. No debe ser egoísta; debe favorecer a sus semejantes. Debe formarse el camino de un circuito completo, cerrado En otras palabras, su idea debe ir, lan­zarse con el propósito de beneficiar o servir también a la humanidad. Entonces lo respaldará, unirá y se moverá con usted el subconsciente. Si sólo busca su beneficio, no se formará o completará el circuito ce­rrado y puede sufrir un cortocircuito en su vida, que lo conduzca a la limitación o malestares.


Al considerar estos tres pasos, jamás debéis olvidar el poder sub­consciente de las fuerzas creativas de su mente subconsciente. Esto es, la energía que respalda todos los pasos en cualquier camino hacia el éxito.
Vuestro pensamiento es creador. La frase: "Conforme a vuestra fé os será hecho", significa el pensamiento unido a la convicción. El conocimiento de esta poderosa fuerza interna, que todos poseemos, es capaz de materializar todos los deseos, dando confianza y bienes­tar pacífico.
Cualquiera que sea vuestro campo de acción, es necesario que aprendáis las leyes de la mente subconsciente; sabiendo aplicarlas y cuando experimentéis el benefactor derecho de entregar vuestro talento a los demás, veréis el camino hacia el verdadero éxito. Si os ocupáis de asuntos religiosos o de una rama de ellos, la Infinita Divinidad, por su propia naturaleza, estará con vosotros; quien podría entonces oponerse a vosotros? Con este conocimiento no hay poder celestial o terrestre que se interponga en vuestro camino.
LA MEDIDA DEL VERDADERO ÉXITO
Algunas personas dicen: "Pero el Señor James hizo su fortuna vendiendo aceite en forma fraudulenta". Un hombre encontrará for­tuna por un tiempo, pero el dinero obtenido por fraude, generalmen­te se esfuma. Cuando robamos a otros, nos robamos a nosotros mis­mos, puesto que estamos en un estado espiritual de pesar y limitación que se manifestará por si mismo en vuestro cuerpo, en el hogar y asuntos financieros. Lo que pensemos o sintamos lo creamos, creamos lo que pensemos.
Un hombre puede haber acumulado una fortuna fraudulenta, pero no será afortunado. No habrá ni éxito ni paz mental. ¿De qué le sirve haber acumulado una fortuna que no le deja dormir, vive enfer­mo o sufre complejo de culpabilidad? .
Conocí a un carterista en Londres que míe contó sus hazañas. Había amasado una gran fortuna. Tenía una casa de verano en Fran­cia y vivía lujosamente en Inglaterra. Los resultados de esta historia son asombrosos. Me contó que vivía constantemente con la idea de ser arrestado por Scotland Yard; el arraigado sentimiento de culpa le mantenía con su espíritu confuso, destrozado, sin paz interior. Su miedo y complejo de culpa eran la causa de todo; sabía que su com­portamiento era malo, perverso. Un día decidió entregarse a la poli­cía y cumplió la condena impuesta. Cuando salió en libertad, se so­metió a un tratamiento de terapia mental, transformándolo sicológi­ca y espiritualmente, convirtiéndose en un ciudadano honesto, vivien­do de acuerdo con la ley; encontró el trabajo que le satisfacía; y logró encontrar la ansiada paz, siendo ahora feliz y dichoso.
La mayoría de los grandes industriales utilizan de manera co­rrecta su mente subconsciente. Cuando imagináis un objetivo bien definido y claro recibiréis ayuda automática para realizarlo con el po­der de trabajo de la mente subconsciente.
Una persona afortunada ama su trabajo y lo expresa así constan­temente. El éxito depende más del elevado ideal que de la sola acumu­lación de riquezas. Un hombre rico es aquel que posee una gran com­prensión psico-espiritual.
Hace algunos años se publicó un artículo sobre el magnate petro­lero, Flagler. Admitió que el secreto de su éxito se debía a su habili­dad para concebir un proyecto y a su tenacidad hasta concluirlo. Acostumbraba a cerrar los ojos, imaginándose una gran industria petro­lera. Veía los vagones del ferrocarril cargados sobre los rieles, oía pi­tar la locomotora y veía el humo. Al visualizar todo ello y sentir la convicción, la respuesta de la mente subconsciente no tardaba en lle­gar.
COMO REALIZAR LOS SUEÑOS
Un famoso actor de cine me contó que desde muy joven había soñado en convertirse en actor de cine, a pesar de su pobre educación.
En aquel entonces hacía labores de campesino en la granja de sus pa­dres llevando el ganado, ordeñándolo, etc. Mientras hacía estos traba­jos se decía a sí mismo: "Veo constantemente mi nombre en grandes letras luminosas en un importante teatro". Después de algunos años, se alejó de su hogar. Consiguió trabajo como extra en algunas pelícu­las y finalmente llegó el día en que vio su nombre realmente en letras luminosas en un teatro, tal como se lo había estado imaginando des­de muchacho. Me recalcó: "sabía intuitivamente que un extraño po­der respaldaría mi arraigada idea y esto me condujo al éxito".
LA FARMACIA SOÑADA
Hace treinta años conocí un farmacéutico que ganaba cuarenta dólares semanales, más una comisión sobre las ventas.
Al cumplir los veinticinco años de trabajo obtendría una pensión y se retiraría. Le aconsejé a este hombre: "Abra los ojos, por qué no instala su propia farmacia? Sería una buena oportunidad para educar a sus hijos. Quizás alguno quiera ser médico o alguna de sus hijas quiera ser una gran concertista".
Me respondió: "No tengo dinero". Pero esto despertó en él el hecho de que cualquier cosa que se concibiera como verdadera, ten­dría su materialización.
El primer paso hacia su meta fué sacar del letargo al poder de su mente subconsciente, siguiendo un proceso que le preparé para este fin. Su segundo paso fué admitir que era capaz de hacer y aceptar u na idea para transferirla al subconsciente, de tal modo que se materia­lizara.
Empezó por imaginarse que estaba en su propia farmacia. Mentalmente arreglaba las botellas, preparaba las fórmulas y veía a varios empleados despachando a los clientes. Visualizó también una gran cuenta bancaria. Trabajó mentalmente en su farmacia imaginaria; co­mo gran actor vivió su propia película. Este farmacéutico puso tanto empeño en su visualización durante sus actuaciones mentales diarias, su vida, y movimientos como dueño de una farmacia, que la reacción no se dejó esperar y fué despedido del empleo que ocupaba. Entró a trabajar en una gran cadena de droguerías; poco tiempo después fué nombrado gerente general de la cadena de droguerías. En cuatro años economizó una buena suma de dinero y pudo dar la cuota ini­cial para obtener su propia farmacia, a la que llamó "La Farmacia Soñada".
Me dijo: "Era exactamente igual a lo que yo había soñado". Empezó a recoger el éxito porque era feliz trabajando en lo que le gustaba.
UTILICE LA MENTE SUBCONSCIENTE EN LAS NEGOCIACIONES DIARIAS
Hace algunos años dicté una conferencia a un grupo de hombres de negocios sobre el poder de la imaginación y de la mente subcons­ciente. En esta conferencia expliqué la manera cómo utilizaba Goethe su imaginación, siempre que tenia obstáculos y dificultades.
Sus biógrafos dicen que acostumbraba a tener conversaciones imaginarias durante horas. Es bien conocida que su costumbre era ima­ginarse a un amigo sentado frente a él respondiéndole adecuadamen­te todas las preguntas. En otras palabras, si tenía algún problema se imaginaba a un amigo respondiéndole con acierto y propiedad, acom­pañado de voces y gestos, hacia una escena imaginaria tan completa­mente real como le fuera posible.
Entre los asistentes a mi conferencia se encontraba un joven, agente de bolsa o corredor de valores. Procedió a practicar la técnica de Goethe Comenzó a tener conversaciones mentales, imaginarias, con amigos banqueros y multimillonarios quienes le felicitaban por su sabio juicio y buenas ventas de valores bursátiles. Dramatizó estas conversaciones hasta fijarlas como una convicción mental.
La conversación interior y su imaginación controlada se acoplaron admirablemente con su ser interior que le hizo conseguir el sitio adecuado entre sus clientes. Su propósito principal en la vida era en­riquecer a sus clientes y verlos prosperar financieramente por sus sa­bios consejos. Aún utiliza su mente subconsciente en las negociacio­nes y tiene asegurada una brillante fortuna en ese campo comercial.
EL JOVEN DE DIECISEIS AÑOS QUE CONVIRTIÓ SU FRACASO EN ÉXITO
Un joven de dieciséis anos que hacía sus estudios secundarios me contó: "Estoy sacando notas malísimas. Falla mi memoria y no sé qué hacer". Le descubrí un solo error que le mantenía en su esta­do actual. Era su actitud hacia algunos profesores y condiscípulos, plasmada como una indiferencia o resentimiento. Le sugerí entonces utilizar su mente subconsciente, para lograr el éxito que buscaba en sus estudios.
Empezó por afirmar ciertas verdades, varias veces al día y con más ahínco poco antes de dormirse y en la mañana al despertarse. Los mejores momentos para impregnar la mente subconsciente.
Decía: "Estoy seguro de que mi mente subconsciente es un de­pósito de la memoria. Retiene cualquier cosa que lea u oiga de mis profesores. Tengo una memoria perfecta y la Inteligencia Infinita de mi mente subconsciente me revelerá en todo momento lo que necesi­te saber cuando entre a los exámenes, sean orales o escritos. Irradio amor y buena voluntad hacia mis profesores y condiscípulos; les de­seo el mismo éxito y fortuna para mí anhelo".
Este joven tiene ahora un mayor bienestar y siente más felicidad que antes. Todas sus calificaciones son excelentes; su madre y profe­sores lo felicitan por lo afortunado que es como estudiante.
COMO CONVERTIRSE EN UN BUEN COMPRADOR Y EN UN BUEN VENDEDOR
Al comprar y vender, recuerde que su mente consciente es el arranque y su mente subconsciente el motor Es necesario poner en marcha el motor para que pueda ejecutar su trabajo La mente cons­ciente es el dinamo que despierta el poder de la mente subconsciente.
Hay muchas formas de recibir la respuesta: el hecho primordial está basado en la convicción de que se ha de recibir respuesta a través de invisible trabajo que ejecuta la mente subconsciente Puede llegar­le a través de un clasificado en el periódico, de un amigo o puede ser guiado hacia un sitio en donde encontrará exactamente lo que usted busca.
El primer paso es transferir a la mente subconsciente un deseo, idea o imagen clara y definida de lo deseado, lo cual se consigue in­movilizando el pensamiento, enfocando la atención, estando tranqui­lo y reposado Este estado de la mente relajada, tranquila y sosegada evita la presencia de ideas falsas o extrañas que interfieren la absor­ción mental de su anhelo. Además, en esta actitud de reposo, pasiva y receptiva, se reduce al mínimo cualquier esfuerzo
El segundo paso, es empezar a imaginarse la realidad como un hecho del deseo o prototipo mental Por ejemplo: desea comprar una casa, afirme en estado de relajación mental: "La Inteligencia Infinita de mi subconsciente es sabia, me revelara ahora la casa ideal, bien lo­calizada y que esté de acuerdo con todos mis deseos y esté ai alcance de mis posibilidades Estoy enviando esta súplica a mi mente subcons­ciente y ella me responderá de acuerdo a mis deseos. Se la transfiero con la misma absoluta convicción que un agricultor deposita su semi­lla en la tierra, esperando se cumplan las leyes del crecimiento".
SI DESEA VENDER UNA CASA O CUALQUIER PROPIEDAD RAÍZ
En una conferencia que dicté a corredores de bienes raíces les conté la forma como vendí mi casa en. la Avenida Orlando de los An­geles, California. Muchos han aplicado esta técnica con resultados notables y rápidos.
Coloqué en el jardín un aviso que decía   "Se vende por el propietario". (sin intermediario). AI día siguiente, cuando me acosté me dije: "Supongamos que vendiera la casa, qué haría? ". Respondiéndo­me a mi mismo, dije: "Tomarla el aviso que puse en el jardín y lo ti­raría al garaje". En mi imaginación cogí el aviso, lo arranqué del piso, me lo eché a las espaldas, fu 1 al garaje y lo tiré al piso y le dije son-riéndome: "Ya no te necesito mas". Sentí la interna satisfacción de haber cerrado la venta. Al día siguiente un señor me depositó mil dólares y me dijo:  "Quite el aviso y hagamos las escrituras".
Inmediatamente quité el aviso y lo llevé al garaje. La acción ex­terna estaba de acuerdo con la acción interna. Nada de nuevo hay en esto. Como había sido por dentro, fué por fuera, es decir, la imagen impresa en la mente subconsciente se reproduce en la pantalla objeti­va de su vida. El exterior refleja el interior. La acción externa sigue a la acción interna.
He aquí otra forma muy popular utilizada para vender propieda­des.
Afirme lenta, sosegada y convincentemente: "La Inteligencia Infinita atrae hacia mí el comprador por la Inteligencia Creadora de mi mente subconsciente que no se equivoca jamás. Este comprador podrá visitar otras casas, pero la mía es la única que querrá comprar, puesto que está guiado por la Inteligencia Infinita dentro de él. El comprador sabe que su construcción, localización y distribución es­tán de acuerdo a su precio. Todo en ella es perfecto. Las corrientes más profundas de mi mente subconsciente están ahora en la opera­ción de ponerme en contacto con el comprador por orden divina, es­toy seguro que así será hecho".
Recuerde siempre: Lo que usted está buscando lo está buscando a usted y si quiere vender una propiedad de cualquier tipo, siempre hay alguien que necesita lo que usted ofrece. Usando el poder de su mente subconsciente adecuadamente, usted libera su mente de todo sentido de competencia y ansiedad en comprar y vender.

COMO TUVO ÉXITO EN OBTENER LO OUE DESEABA
Una joven asidua a mis conferencias tenia que tomar tres buses, uno cada media hora, antes de llegar al sitio donde yo dictaba las clases. En una de ellas expuse la forma de cómo un joven al necesitar un vehículo para transportarse durante su trabajo lo había consegui­do.
Ella, ni corta ni perezosa, comenzó a practicar la experiencia tal como yo la había expuesto. Me ha permitido publicar su carta, donde narra como aplicó la técnica: Estimado doctor Murphy:
"Fué así como obtuve un automóvil Cadillac. Necesitaba un ve­hículo para poder asistir con puntualidad a sus conferencias. Visuali­cé todo el proceso de conducir un vehículo, como si en realidad lo estuviera conduciendo. Fui a la sala de exhibiciones de un concesio­nario y el vendedor me dejó conducir una de éstos en demostración; conduje el vehículo varías cuadras mientras suplicaba: "Este Cadillac que conduzco será mío", lo dije una y otra ves, mientras lo conducía".
"Continué nutriendo unas dos semanas esta imagen mental, montando al vehículo, conduciéndolo, sintiendo su agradable tapice­ría.  "Un buen día me informaron que un tío mío que residía en Inglewood, había muerto legándome su Cadillac y todos sus bienes. La última semana pude asistir a sus conferencias transportándome en mi propio automóvil".
TÉCNICA EXCELENTE UTILIZADA POR EMINENTES HOMBRES DE NEGOCIOS
Hay muchísimos hombres de negocios que utilizan silenciosa­mente el termino abstracto "éxito"; una y otra vez y muchas veces en el día hasta lograr la convicción que el éxito es suyo. Asi mismo puede usted comenzar ahora a repetir en forma convincente y para usted mismo la palabra "éxito". El subconsciente lo aceptaría como algo realmente suyo y bajo impulso inconsciente llegará el éxito.
Usted está obligado a expresar sus sentimientos, impresiones y convicciones. ¿Qué le implicaría a usted el éxito? . Es indudable que deseará tener éxito en su hogar y en sus relaciones con los demás; de­seará tener un trabajo o profesión estable. Deseará poseer una hermo­sa casa y todo el dinero que usted necesita para vivir cómoda y fea­mente. Deseará tener éxito en su cotidiana plegaria y en su contacto con los poderes de su mente subconsciente.
Usted también es un hombre de negocios puesto que está en el ir y venir de la vida. Se convertirá en un negociante al imaginarse a si mismo haciendo lo que le gusta hacer y poseyendo las cosas que de­sea poseer. Conviértase en un imaginador constante; participe mental­mente de la realidad del estado de éxito. Hágalo un hábito.


RESUMEN DE LOS PUNTOS MAS SOBRESALIENTES

  1. Éxito significa vida afortunada. Cuando está lleno de paz, di­choso y haga todo laque le guste hacer, tendrá éxito.
  2. Busque lo que le guste hacer, y entonces hágalo. Si usted no conoce su verdadera expresión, pida ayuda y ella le llegará.
  3. Especialícese en un campo particular y trate de conocer el trasfondo de esa especialidad, más que cualquier otra cosa.
  4. El hombre afortunado no es egoísta; su principal deseo es ayu­dar a la humanidad.
  5. No hay verdadero éxito sin paz mental.
  6. El hombre afortunado posee una gran comprensión espiritual y sicológica.

7. Si usted imagina un objetivo claramente definido todo lo necesario le será provisto para poder alcanzarlo a través del asombroso poder de su mente subconsciente.,
8. Su pensamiento unido a la convicción se convierte en una ciencia subjetiva y de acuerdo a su "fé así será hecho".
9. El poder de una imaginación sostenida es causa de que salgan a trabajar para usted los asombrosos poderes de la mente subcons­ciente.

  1. Si usted busca promoción en su trabajo, imagínese ser un em­pleado, supervisor o desee un traslado o cambio de puesto. Fórmese una imagen vivida y real. Oiga las voces, vea los gestos, y .sienta la realidad de todo esto. Continúe haciéndolo frecuentemente y ocupe constantemente su mente con el prototipo mental deseado, se alegra­rá de obtener la respuesta.
  2. Su mente subconsciente es un almacén de memoria. Para una memoria perfecta, afirme con frecuencia: "La Inteligencia Infinita de mi mente subconsciente me revelará lo que quiero saber cada vez que sea necesario y cualquier cosa que sea".

12. Si usted desea vender una propiedad cualquiera que sea, afirme lenta sosegada y convincentemente: "La inteligencia infinita atraerá hacia mí el comprador para esta casa, alguien que la necesita y que progresará con ella". Sostenga esta frase y las comentes mas profundas harán que esto suceda.
13. La idea de éxito contiene todos los elementos de éxito. Repi­ta la palabra "éxito", a usted mismo frecuentemente con la convic­ción y tendrá la suficiente compulsión subconsciente para lograr el éxito.