Crecimiento personal en Madrid
Terapeutas y terapias
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

Descomprimir la vértebra Atlas

www.mineralesmagicos.es Tu tienda de minerales

Palpación La escucha El CV 4 Punto de parada Desenroscamiento Descomprimir el Atlas

 

TÉCNICA T.D.O.A.A. O DESCOMPRESION OCCIPITO-ATLA-AXIOIDEA.

 

Aquí se trata de dejar que el peso de la cabeza se hunda en nuestros dedos, entonces sentiremos el arco posterior del atlas. Con el meñique palparemos la cresta externa del occipital y suavemente y con la intención procuraremos fraccionar el occipital y separarlo del cuello. Tracción del atlas y tracción del occipital. En cualquier trastorno craneal como un dolor de cabeza, etc. se aconseja la T.D.O.A.A.

 

 

Descompresión O.A.A.

Con la cabeza en el aire, dejaremos descansar los seis dedos encima de las protuberancias occipitales y la dirección de los dedos irá hacia las órbitas oculares. La cabeza se quedará en el aire, sobre los punteos de los dedos. La cabeza se va hundiendo poco a poco y el efecto es visco elástico. Desde aquí podemos llegar hasta el arco posterior del atlas cuando los dedos se van hundiendo. Es fácil tocar la transversa del atlas pero es muy difícil tocar el arco posterior del atlas. Cuando esto pasa, los dos meñiques comienzan a trabajar con una pequeña tracción y el occipital se va separando del atlas. La sensación es de profundidad y tracción visco elástico y poco a poco las fibras van cediendo y el occipital poco a poco se va separando del arco del atlas.

Nosotros aquí hacemos una inducción mental buscando la vértebra o segmento que queremos trabajar, lo demás el desenroscamiento del tubo dural, el cuerpo  sólo lo hará. Aquí se trata de un sentido de profundidad y de tracción.

Si pretendemos que el líquido  baje del tercero al cuarto ventrículo y de aquí a la médula, entonces tenemos que reblandecer esta zona.

 

 

DESCOMPRESION  O.A.A.

TRACCION TUBO DURAL.

DESCOMPRESION S1 ESPINOSA L5.

 

 

VAMOS A MEJORAR EL MOVIMIENTO RESPIRATORIO PRIMARIO DEL HIOIDEO

La musculatura hioidea es la musculatura del cuello, debajo del mentón y por tanto está muy relacionado con la liberación de la vía de la expresión. Retiraremos las cadenas o collares del cuello.
Dividiremos la zona en tres secciones la de arriba el suprahioideo, la media el hioides y la baja el infrahioideo. Observaremos los dos tendones de inserción del esternocleidomástoideo y entre ambos  y por encima de la horquilla del esternón, colocaremos el dedo pulgar e índice o pulgar o corazón aquí en la musculatura infrahioideo, haciendo una especie de agarre o pinza. Podemos colocar la otra mano en el esfenoides para percibir el movimiento de expansión y contracción y así unirlo hacia la musculatura hioidea.
Con el mínimo contacto posible vamos a escuchar el movimiento respiratorio craneal en el infrahioideo, en el hioides y en el suprahioideo. Por tanto en contacto en la zona es mínimo y esperaremos hasta sentir el impulso rítmico craneal. Primero en el infrahioideo, escuchamos el ritmo, en el momento del borboteo o turbulencias lo seguimos en todas las direcciones le acompañamos en su proceso de desenroscamiento, hasta encontrar el momento de parada del pulso. Al poco volverá su ritmo craneal su pulsación con mayor simetría, fuerza y ritmo.
Haremos lo mismo con la musculatura hioideo uno o dos centímetros por encima y con el suprahioideo también  uno o dos centímetros por encima de este último.
A través de la técnica de la quinesiología sabemos que el hioides se mueve en ocho direcciones posibles, arriba, abajo, izquierdo, derecho, delante, detrás, en un sentido de giro, en el otro. Esto nos indica que es el impulso rítmico craneal  el que mueve el músculo complejo hioideo, en todas las direcciones.
También  haremos el diafragma clavicular y el CV4 para reforzar la sesión.